Muchos de nosotros estamos atados a las pantallas de la mañana a la noche. Es por eso que la luz azul de los dispositivos representa un obstáculo para el sueño cada vez más común.

Pero, ¿qué es la luz azul? ¿Y qué tiene que ver con el sueño?

Existen estudios que indican que la luz azul que emiten los dispositivos puede interferir en los patrones de sueño y la capacidad del cuerpo de relajarse, explica la Dra. Neda Shamie, M.D., de Maloney-Shamie Vision Institute.

Dejar de usar pantallas temprano por la noche es un remedio natural para dormir mejor.

Hoy por hoy sabemos cuánto tiempo *deberíamos* dormir para tener una salud óptima, pero ¿la luz azul de las pantallas nos lo está impidiendo?

Woman looking at her cellphone in bed

¿Qué es la luz azul?

La luz visible del sol y de los dispositivos está formada por distintas longitudes de onda. “La luz azul es la más corta y más poderosa,” dice el Dr. Amir Moarefi, M.D., M.S., de Eye Physicians of Long Beach, California.

Y está en todas partes, literalmente.

“La luz solar es la fuente principal de luz azul, pero contiene a su vez luz roja, naranja, amarilla y verde, y muchos tonos de cada una,” dice Shamie.

“Las pantallas digitales y las luces de bajo consumo son la segunda fuente más común. Dado que pasamos mucho tiempo adentro y frente a las pantallas, hay un cambio importante y estas se están convirtiendo en la fuente principal de luz azul,” agrega.

A diferencia de la luz solar, muchas pantallas de computadora solo tienen luces rojas, verdes y azules.

¿Cómo afecta la luz azul al cuerpo?

Si usamos como referencia la salida y la puesta del sol, la luz azul nos pone alerta y despierta nuestro cerebro.

En otras palabras, la luz solar brilla y nos hace brillar, lo que es genial de día pero no tanto de noche.

“Por la noche, la luz azul descompasa el reloj biológico del cuerpo, su ritmo circadiano, y el efecto se ve en alteraciones del sueño,” dice Shamie.

Los estudios sugieren que la exposición a la luz azul de los dispositivos por la noche puede inhibir la producción de melatonina, una hormona que induce el sueño.

La luz azul también produce “interferencia de luz,” explica Shamie. “Reduce el contraste, perjudica la capacidad de los ojos de enfocar e inhibe el reflejo natural del parpadeo.”

Woman looking at computer screen.

¿Es mejor tener un filtro de luz azul activado o no?

La exposición moderada a la luz azul es natural, incluso buena en algunos casos.

Para las personas que tienen trastorno afectivo estacional, los estudios indican que la luz azul tiene un papel importante en la fototerapia.

Sin embargo, revisar las redes sociales en tu teléfono tarde por la noche no es lo mismo.

La sobreexposición a la luz azul de los dispositivos cerca de la hora de dormir puede alterar tu ciclo de sueño.

¿Los lentes con filtro para luz azul funcionan?

“No existe evidencia de que los lentes con filtro para luz azul protejan los ojos contra los daños,” dice Moarefi.

“Sin embargo, anecdóticamente, los usuarios informaron que tienen menos fatiga ocular, pero no se puede decir que realmente funcionen porque no se han estudiado lo suficiente,” agrega.

Los investigadores no tienen evidencia concluyente que indique que los lentes con filtro para luz azul mejoren la calidad del sueño, alivien la fatiga ocular o cuiden la salud macular.

“Todo el tiempo hay empresas en Instagram queriendo persuadirme, pero, como oftalmólogo, no puedo afirmar que funcionan sin más evidencia. Sin embargo, si tienes problemas con la luz brillante, pruébalos. Probarlos no te hará ningún daño,” dice.

Para los problemas ocasionados por mucho tiempo frente a las pantallas, como ojos secos luego de una jornada larga, recomienda lubricar los ojos para aliviarlos.

Woman Looking at Computer Monitor.

Consejos para contrarrestar la exposición a la luz azul

Para reducir la exposición a la luz azul, prueba los consejos de la Dra. Shamie:

1. Sigue la regla 20-20-20

Cuando estés trabajando con dispositivos digitales, cada 20 minutos haz una pausa de 20 segundos y mira a algo que esté a 20 pies o más.

2. Termina con la interferencia de la luz

Evita mirar pantallas luminosas entre dos y tres horas antes de dormir. “Puede ser un buen momento de volver al viejo hábito de leer un libro [de papel] o meditar,” aconseja.

3. Usa un filtro de luz azul

Prueba instalar una app que filtre las longitudes de onda azules y verdes por la noche si tienes que trabajar en la computadora.

4. Cambia la lámpara de tu mesa de noche

Evita usar luces LED o de bajo consumo en tu habitación, ya que estas emiten significativamente más luz azul que las luces incandescentes.



LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here